Feeds RSS
Feeds RSS

domingo, 11 de abril de 2010

5.1 Necesidad de pronostico

En un sentido amplio los pronósticos permiten abordar un dilema filosófico aun no resuelto: “No es posible planear el futuro con base en el pasado”, afirmo Edmund Burke, pero Patrick Henry, manifestó su desacuerdo; “No conozco ninguna otra forma de juzgar el futuro que con el pasado”. En la administración de operaciones tratamos de predecir una amplia gama de sucesos futuros que pudiesen, potencialmente, influir en el éxito.

A menudo el interés básico es el poder de predecir la demanda del consumidor para nuestros productos o servicios. Quizás necesitemos estimaciones a largo plazo de la demanda global, o cálculos a más corto plazo de la demanda de cada tipo de producto particular. Para artículos subcomponentes o específicos que formen parte de cada uno de los productos, se requerirán estimaciones aun más detalladas.

Podemos diferenciar los diversos tipos de necesidades de predicción al considerar qué tanto vislumbran el futuro. Pronósticos detallados para un artículo específico se emplean para planear el uso a corto plazo del sistema de conversación. En el otro extremo se requieren pronósticos globales sobre las demandas de productos para determinar las estrategias y la capacidad de planeación, la localización y la distribución física en un horizonte de tiempo mucho más lejano. Se deben utilizar diferentes horizontes de tiempo de predicción para obtener la información necesaria para los distintos tipos de decisiones de planeación.
 
Es necesario para toda organización estimar el comportamiento futuro de alguna variable ya sea a corto, mediano o largo plazo, es el punto de partida para la planeación.


Principalmente los pronósticos son utilizados para:

• Planeación de nuevas instalaciones.

• Planeación de la producción.

• Programación de la fuerza de trabajo.


“Un sistema es eficaz si alcanza su objetivo propuesto”



Razones por las cuales los pronósticos son esenciales en la administración de la producción y de las operaciones.


Planeación de nuevas instalaciones: Puede tomar hasta cinco años diseñar y construir una fábrica nueva o hacer un nuevo diseño y poner en práctica un nuevo proceso de producción. Estas actividades estratégicas en la administración de la producción y de las operaciones requieren del pronóstico a largo plazo de la demanda de productos existentes y nuevos, de forma que los gerentes de operaciones pueden tener por anticipado suficiente tiempo para construir fábricas e instalar procesos a fin de poder producir los productos y servicios cuando estos se requieran.

Planeación de producción: La demanda de productos y servicios varían de un mes a otro. Para cumplir con estas demandas, las tasas de producción se deben elevar o reducir. Puede tomar varios meses modificar la capacidad de los procesos de producción. Los gerentes de operaciones necesitan pronósticos a mediano plazo, de forma que puedan conocer por anticipado el tiempo necesario para tener lista la capacidad de producción para producir estas demandas mensuales variables.


Programación de la fuerza de trabajo: Las demandas de productos y servicios varían de una semana a la siguiente. La fuerza de trabajo debe aumentarse o reducirse para adecuarse a estas demandas, reasignándola, usando tiempo extra, con despidos o con contrataciones.

Los gerentes de operaciones necesitan pronósticos a corto plazo, de manera que tengan el tiempo suficiente para efectuar los cambios en la fuerza de trabajo necesarios para producir las demandas semanales.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada